DESAPARECIDO

Poster de la película.
Año de estreno: 1982. Duración: 122 min. 
País: EE.UU. Género: Drama.
Título Orig.- Missing. Director.- Costa-Gavras. Argumento.- El libro homónimo de Thomas Hauser. Guión.- Costa-Gavras, Donald Stewart & John Nichols. Fotografía.- Ricardo Aronovich (Technicolor). Montaje.- Françoise Bonnot. Música.- Vangelis. Productor.- Edward & Mildred Lewis. Producción.- PolyGram Filmed – Universal. Intérpretes.- Jack Lemmon (Ed Horman), Sissy Spacek (Beth Horman), Melanie Mayron (Terry Simon), John Shea (Charlie Horman), Charles Cioffi (capitán Ray Tower), David Clennon (consul Putnam), Richard Venture (embajador americano), Joe Regalbuto (Frank Teruggi), Jerry Hardin (coronel Patrick), Richard Bradford (Andrew Babcock), Keith Szarabajka (David Holloway).
Festival de Cannes: Palma de Oro a la mejor película y Premio al mejor actor (Jack Lemmon).
1 Oscar: Guión adaptado.
3 candidaturas: Película, Actor principal (Jack Lemmon) y Actriz principal (Sissy Spacek).
Valoración:
  
   Las películas que se basan en hechos reales siempre tienen esa atracción para el espectador que confiere el suceso verídico. Uno cree que la ficción siempre puede resultar más fácil de modificar o de manipular que la crónica sobre un acontecimiento verídico.
   La historia de un joven periodista, que hacía quince meses que vivía en Chile cuando se produjo el golpe de estado que derrocó al presidente Allende, desaparecido cinco días después del golpe, asesinado en circunstancias no aclaradas y cuyo cuerpo no fue devuelto a sus familiares sino hasta pasados siete meses, cuando ya no era posible practicarle la autopsia, es un punto de partida muy interesante para que un autor como Costa Gavras se interesara por el tema. Pero la película no se limita a reconstruir, muy bien, los días que precedieron y siguieron a la noche del 11 de septiembre, el docudrama tampoco se queda con la narración de hechos y encuentros que el protagonista fue anotando en su diario y que ponen de manifiesto la implicación de la CIA en el golpe de estado; la película insiste también en el cambio operado en la figura del padre del joven asesinado, un hombre de negocios de talante muy conservador, orgulloso de la política de los Estados Unidos, de la forma de vida americana, que en la búsqueda de noticias sobre la suerte de su hijo, va descubriendo cómo día a día se derrumba su mundo, como la realidad es otra y bien distinta a la que parecía ser una, única y hasta exportable.
   Para los conocedores del cine de Costa Gravas esta película supone continuar en la línea de Z pero con elementos tan útiles como entonces aunque en este caso más espectaculares, aquí no se trata de coroneles griegos sino de altos cargos de la administración de los Estados Unidos.
   La eficacia de esta obra maestra radica en que se ha filmado con la gramática de un thriller y, sin embargo, enfoca una trama onírica. En un contexto de documentado realismo, correspondencias históricas y posición política, los episodios se suceden como los saltos de una pesadilla. Y no sólo la sufrida por la víctima desaparecida, sino, en especial, la que ante la cámara interpreta con escalofriante intensidad Jack Lemmon: El típico soñador americano que, en el espacio de unos días, despierta a la realidad de un poder turbio y corrompido.
   El fuerte impacto emocional que produce la película depende tanto del preciso mecanismo narrativo como de su atención naturalista a los trasfondos irreales y hasta disparatados. Lo que nos cuenta el “primer plano” de la historia sólo llega a impresionar y hasta fascinar porque el segundo término es tan rico, tan exacto y tan bien delineado: Un caballo de largas crines blancas desbocado en una madrugada y perseguido a tiros, los arrestos y vejaciones en el fondo del fotograma, los cadáveres flotantes por el río que los locos observan excitados… Entre esos dos polos de apasionada politización y descripción imaginaria pero verosímil de sombríos ensueños se produce la síntesis: La película es documento y a la vez profecía, denuncia de unos crímenes probados y relato de una ficción posible.
Fuente de Información: Fichero del AULA DE CINE/CINE CLUB UNIVERSITARIO. Universidad de Granada. Con fines divulgativos.
Trailer “Missing (1982)”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s