HOMBRES INTRÉPIDOS

   “Eugene O’Neill adoraba HOMBRES INTRÉPIDOS. Todos los meses pedía una copia y hacia que se la proyectaran. Es un pequeño detalle que ha hecho que me sintiera muy orgulloso de este film.”Texto: Bertrand Tavernier, “John Ford en París”, en John Ford, Filmoteca Española, 1988.

   “La mantuvimos a propósito en espacios cerrados, que era lo que pedía el argumento. La vida a bordo es claustrofóbica, pero se acostumbra uno a ella. Se hacen amigos y enemigos, se queja uno de la comida, se queja uno de todo. Yo he llegado a la conclusión de que los marineros que no se quejan de la comida son unos marineros asquerosos.”Texto: Peter Bogdanovich, John Ford, Fundamentos, 1983.

Imagen de Hombres Intrépidos    Film dirigido por un John Ford influenciado por el expresionismo, de ahí el carácter pesimista de HOMBRES INTRÉPIDOS, en contraposición al fervor patriótico de la época. La película refleja la cruda realidad, los sueños y miserias, de un grupo de marinos en la II Guerra Mundial. En palabras de José Mª Latorrees un film oscuro y depresivo en el que un grupo de marineros se encuentran presos, física y moralmente, de tres severas cárceles: del barco en el que trabajan, del ambiente bélico en el que viven y de su insatisfecho deseo de regresar al hogar; la idea de la prisión -y de la opresión- está expuesta por Ford y Toland mediante el frecuente recurso de hacer vivir a los personajes durante la noche y rodeados de una niebla espesa que convierte la profundidad de campo de muchos planos en un siniestro fondo tan cerrado o, al menos, tan dudoso como el futuro de los personajes, e iluminando la superficie del barco, el mar y los muelles con una luz irreal que hace pensar en la Irlanda de El delator y anticipa el México de El fugitivo, tan claustrofóbicos como este mundo reconstruido en estudio (las escasas salidas a exteriores con luz solar son como una huida)“.

   Es, por tanto, destacable de HOMBRES INTRÉPIDOS la labor del director de fotografía, Gregg Toland, al mostrar magistralmente ambientes tan dispares como el mundo naval o las calles de Londres junto con las expresiones de sus protagonistas jugando con las sombras y la intensidad de la luz. También es digno de elogio la labor del guionista Dudley Nichols, al integrar en una historia las cuatro narraciones cortas del dramaturgo Eugene O’Neill que constituyen la base argumental de HOMBRES INTRÉPIDOS.

   Nichols reunió cuatro piezas breves en un acto de O’Neill (“The Moon of the Caribees”, “In the Zone”, “Bound East for Cardiff” y “The Long Voyage Home”) adaptándolas literalmente, y Ford, con la ayuda de los juegos de luces y  profundidad de campo de Gregg Toland, trató de reflejar del modo más efectista posible el sórdido  y desesperado mundo de los marineros de O’Neill en HOMBRES INTRÉPIDOS. Film que fue del agrado de O’Neill a pesar de las diferencias en la forma del concebir el mundo de este último con Ford. El sentimiento trágico de la existencia de O’Neill le hacía tender a una concepción patética del mundo en el que se situaba a unos personajes continuamente enfrentados a sus fantasmas internos, a su desasosiego, a los problemas de la personalidad en clara contraposición al mundo de Ford caracterizado por personajes que suelen ser más vitalistas que reflexivos con una fuerte presencia de humor, rasgo ausente en O’Neill. Aún así parece ser que O’Neill adoraba este film, al que Renato Venturelli hace una interesante valoración en la que trata sus puntos fuertes y débiles, cuándo señala que el auténtico interés fordiano por los destinos humanos de los marineros se ve continuamente enfrentado a los forzados simbolismos del guión, a los cuales las búsquedas figurativas de la fotografía de Gregg Toland acaban a menudo por subrayar en su artificiosidad. El resultado está minado así por esa oscuridad suficiente que constituye el principal riesgo de las adaptaciones literarias fordianas. Al mismo tiempo, la película se hace notar por el trabajo experimental sobre la profundidad de campo, sobre fuertes contrastes luminosos, sobre el llamado “expresionismo” de ciertas soluciones que -junto al propio tema general de la película- recuerdan también cómo eran esos años en los que se empezó a madurar la estación del “film noir” americano.

Ficha Técnica:

  • Título Original.- The long voyage home. Cartel de Hombres Intrépidos
  • Año.- 1940
  • Duración.- 105 minutos.
  • País.- EE.UU.
  • Género.- Drama.
  • Director.- John Ford. 
  • Argumento.- Las piezas teatrales “The moon of the Caribees”, “In the zone”, “Bound East for Cardiff” y “The Long Voyage Home” de Eugene O’Neill.
  • Guión.- Dudley Nichols.
  • Fotografía.- Gregg Toland (B/N).
  • Montaje.- Sherman Todd.
  • Música.- Richard Hageman.
  • Productor.- Walter Wanger y John Ford.
  • Producción.- Argosy Pictures – Walter Wanger – United Artists.
  • Intérpretes.-  Thomas Mitchell (Aloysius Driscoll), John Wayne (Ole Olson), Ian Hunter (Smitty), Barry Fitzgerald (Cocky), Wilfred Lawson (capitán), Mildred Natwick (Freda), John Qualen (Axel Swanson), Ward Bond (Yank), Joe Sawyer (Davis), David Hughes (Scotty), Dan Borzage (Tim), Billy Bevan (Joe).
  •  6 candidaturas a los Oscars: Película, Guión, Fotografía, Montaje, Banda Sonora y Efectos Especiales (Ray Binger, R.T. Layton y Thomas Moulton).
  • Música de sala: La batalla de Inglaterra (The battle of Britain, 1969) de Guy Hamilton. Banda sonora original de William Walton.
  • Sinopsis: Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Tras una noche de diversión en las Antillas, la tripulación del carguero SS Glencairn vuelve a la dura rutina y navega rumbo a Baltimore. El grupo es bastante heterogéneo: Driscoll es un irlandés de mediana edad, Ole Olsen, un joven granjero de origen sueco, y Smitty, un caballero inglés. Tras recoger una carga de dinamita, deben regresar a casa, pero la amenaza que suponen los submarinos alemanes, siempre al acecho, hará que tengan que vivir momentos de enorme tensión. (FILMAFFINITY)

Fuentes:

   Os animamos a que compartáis este post acerca de este film, con el que el Cine Club Universitario de la Universidad de Granada cierra la primera parte de su ciclo “Maestros del Cine Clásico (VII): John Ford“, para que el mayor número posible de personas puedan disfrutar del mismo, en el Salón de Actos de la E.T.S. de Ingeniería de Edificación, a las 21 horas. Entrada libre hasta completar aforo.

   Asimismo podéis dejar un comentario sobre esta entrada haciendo clip en “+“.

   Muchas Gracias.

Anuncios

Un pensamiento en “HOMBRES INTRÉPIDOS

  1. Pingback: EL FUGITIVO | CULTURA CONTEMPORÁNEA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s