EL ÚLTIMO HURRA

   “Soy un demócrata liberal. Y, sobre todo, soy un rebelde. Los tres presidentes norteamericanos que más admiro son Abraham Lincoln, Franklin D. Roosevelt y John Fitzgerald Kennedy. Adoraba a Kennedy. Era un hombre prodigioso, lleno de humor, inteligente, generoso. Es terrible para América que haya sido asesinado. Pese a lo que ciertas personas han dicho, no son los comunistas ni los rusos quienes están detrás de este atentado. Oswald no era más que un pobre loco que ha hecho un daño inmenso al país; sobre todo porque Lyndon Johnson es una persona detestable, un asesino.”

   “Es cierto que yo fui uno de los primeros en protestar contra los métodos McCarthystas. Y sí, no me gustan los comunistas, pero no tolero que se persiga a la gente ni que se veje su libertad. Protesté contra las medidas que tendían a sancionar a directores o guionistas sospechosos.Texto: Bertrand Tavernier, “John Ford en París”, en John Ford, Filmoteca Española, 1988.

LAST HURRAH con Spencer tracy y Pat O'Brien.   (…) En sus grandes momentos, EL ÚLTIMO HURRA cultiva la simbología fordiana imbuyéndola de un doloroso sentimiento de pérdida por la desaparición de las tradiciones y del orden social conocido. La vida y la ideología se antojan fútiles; lo único que importa son las flores que cada mañana deposita ante el retrato de su esposa (…) Texto (extractos): Tag Gallagher, John Ford, el hombre y su cine, Akal, 2009.

   Tomás Fernández Valentí considera EL ÚLTIMO HURRA como el acercamiento más explícito y lúcido de Ford a la política a través de un relato sobre la última campaña electoral de un veterano político. En EL ÚLTIMO HURRA se combinan temas, personajes y recursos de estilo típicamente fordianos -el gesto de su protagonista al poner una flor fresca al pie del retrato al óleo de su difunta esposa que retrotrae a las conversaciones ante las tumbas de sus fallecidas mujeres por parte de los protagonistas de EL JOVEN LINCOLN (1939) y LA LEGIÓN INVENCIBLE (1949) o la orgía de ironía y humor negro desplegada por Ford en la secuencia del funeral de una vecina de la ciudad, organizado y convertido en mitin por Skeffington, nuestro político protagonista- con una visión de la política de su tiempo muy crítica y nada esperanzadora. El alcalde Skeffington está retratado como un manipulador y un tergiversador (de hechos, palabras, discursos, gestos, sonrisas, miradas.. .); pero, aún así, es un manipulador encantador: simpático, afable, irónico, entrañable… En definitiva, un político nato, un auténtico actor, tanto en lo público como en lo privado del que Ford nunca olvida que es un ser humano con sus virtudes y defectos, cuya muerte viene a representar la muerte de una forma de entender la vida, de una tradición, de la que las nuevas generaciones podían haber extraído los aspectos positivos para una posterior renovación y puesta al día. Pero eso no llega a ocurrir. En palabras de Tag Gallagher: “la tradición no ha ennoblecido a la generación más joven. Si los jóvenes de Ford (en las películas dirigidas tras la guerra) suelen ser arrogantes, estúpidos y superficiales, nunca salen tan mal parados como en EL ÚLTIMO HURRA. Adam (Jeffrey Hunter), ligeramente cortés, ligeramente arrogante, ligeramente insípido, es el mejor del lote; más allá de la lealtad (a su tío) y del desprecio (a los políticos y a otra mucha gente), casi nunca se compromete con ningún punto de vista. La consentida inconsciencia del inútil playboy que Skeffington tiene como hijo, así como el vástago idiota del banquero enemigo, ilustran los peligros del patriarcado: su peso recae en exceso sobre los hombros de los ancianos y vuelve débiles al resto.

"EL ÚLTIMO HURRA"   Ficha Técnica:

  • Año.- 1958. Cartel de "El último hurra"
  • Duración.-  121 minutos.
  • País.- EE.UU.  
  • Género.- Drama-Política.
  • Título Orig.- The last hurrah.
  • Director.- John Ford.
  • Argumento.- La novela homónima de Edwin O’Connor.
  • Guión.- Frank S. Nugent.
  • Fotografía.- Charles Lawton, Jr. (B/N).
  • Montaje.- Jack Murray.
  • Productor.- John Ford.
  • Producción.- Columbia.
  • Intérpretes.- Spencer Tracy (Frank Skeffington), Jeffrey Hunter (Adam Caulfield), Dianne Foster (Maeve Caulfield), Pat O’Brien (John Gorman), Basil Rathbone (Norman Cass, sr.), Donald Crisp (el cardenal), James Gleason (Cuke Gillen), Edward Brophy (Ditto Boland), John Carradine (Amos Force), Willis Boucheuy (Roger Sugrue), Ricardo Cortez (Sam Weinberg), Jane Darwell (Delia Boylan), Anna Lee (Gert Minihan).
  • Sinopsis.- Una vez terminado su mandato, Frank Skeffington, el veterano alcalde irlandés de una ciudad de Nueva Inglaterra, se presenta a la reelección. Cuando comienza la campaña electoral, sus amigos le aconsejan que cambie sus métodos porque, aunque su rival es un joven incompetente, cuenta con el apoyo de los sectores más influyentes de la ciudad. (FILMAFFINITY)

   Fuentes:

   Os animamos a que compartáis este post acerca de este film, con el que el Cine Club Universitario de la Universidad de Granada inicia hoy su ciclo MAESTROS DEL CINE CLÁSICO (VII): JOHN FORD (3ª parte) (en el 120 aniversario de su nacimiento), para que el mayor número posible de personas puedan disfrutar del mismo, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias,  a las 21 horas.

    Asimismo podéis hacer comentarios o sugerencias  con un clic en “+”.

    Muchas gracias.

   Adrián De La Fuente Lucena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s