EN LA ORILLA DEL OCÉANO CÓSMICO

   “[…] Finalmente, y acabado nuestro paseo, volvemos a nuestro mundo azul y blanco, diminuto y frágil, perdido en un océano cósmico cuya vastitud supera nuestras imaginaciones más audaces […]”

Carl Sagan

   “[…] Bienvenidos al planeta Tierra: un lugar de cielos azules de nitrógenos, océanos de agua líquida, bosques frescos y prados suaves, un mundo donde se oye de modo evidente el murmullo de la vida […]”

Carl Sagan

CALENDARIO CÓSMICO

CALENDARIO CÓSMICO por Celia Punzo. Foto: Lidia Fernández

   “[…] Todo estaba en suspenso, todo en calma, todo en silencio; todo inmóvil y tranquilo; los espacios del cielo estaban vacíos […]”

El Popol Vuh de los mayas quiché

   “[…] Cuando tocas la greda, se mueve y hay que aprender a bailar con ella; está animada […]

Peter Voulkos

“[…] control total

 negación de

 el accidente

 Estados de orden

 intensidad orgánica

 energía y movimiento

 hechos visibles

 recuerdos detenidos en el espacio […].” Jackson Pollock

   “La superficie árida y desolada de tierra y fuego se transmuta. Las superficies, ahora pictóricas, presentan una densidad traslúcida, marcada por una infinidad de capas de color, sobre la que se extiende un último rastro de color, la estela de un cometa que cruza el cielo. Líneas sueltas, manchas ondulantes, porosidades extrañas, gotas brillantes como destellos, fondos de confusa apariencia orgánica que van enmarallándose en ovillos vivos, ofreciendo cuadros de una superficie consistente y plástica al tacto, y al mismo tiempo, una inconmensurable profundidad óptica.”

   La artista que nos ocupa, CECILIA PUNZO, admite la influencia que ha supuesto en sus trabajos la geología, la naturaleza y el cosmos. Ámbitos que, según Rafael Peralbo Cano, son referencias habituales al hablar o escribir sobre cerámica, definiendo a la misma como “arte enraizado en la tierra“, “la fuerza magmática de la creación cerámica” o “la magia de la tierra y el fuego“. Por lo que no es de extrañar que, para CECILIA PUNZO, las formaciones geológicas y cósmicas (tierra y cielo) sean la principal fuente de inspiración de sus obras, entendidas no tanto como “paisajes” que tratan de recoger, de forma precisa, la belleza de lo que ve, sino más bien como una expresión propia de ella misma, de sus inquietudes, recuerdos y sensaciones vividas.

ADN

ADN por Celia Punzo. Foto: Lidia Fernández

   Lo apuntado podría llevarnos a pensar que la obra no depende tanto del autor como de sí misma, interactuando con el medio y el espacio de una forma totalmente subjetiva y arbitraria. De esta manera, la técnica cerámica empleada por CECILIA PUNZO correría el riesgo de ser entendida como el resultado incontrolado de acciones más o menos causales.

  Rafael Peralbo Cano nos invita a profundizar en la obra de CECILIA PUNZO para comprobar como esa supuesta  “libertad azarosa“, ese aparente modo de trabajar, de forma libre y espontánea,  obviando cualquier regla  compositiva no es sino una continuidad de la intuición o sentido crítico de la Artista. Puede trabajar aparentemente con el “azar” pero entendido como una crítica de nuestros propios instintos, sus propios instintos: saber hasta que punto esa forma dada, o esa acumulación de esmalte, o ese brochazo aparentemente inconsciente, esa forma accidental cristaliza en la idea que ella posee. El “Pintar” pasaría entonces de ser un mero acto mecánico a adquirir un sentido crítico, presente a la hora de componer una obra.

CIELOS

CIELOS de Cecilia Punzo. Foto: Lidia Fernández

   En consecuencia, puede que el resultado no esté predeterminado, que el planteamiento básico de la obra no esté resuelto de antemano, pero eso no quiere decir que el artista actúe de forma inconsciente haciendo caso omiso a cualquier planteamiento plástico de la obra.

ENCICLOPEDIA GALÁCTICA

ENCICLOPEDIA GALÁCTICA por Cecilia Punzo. Foto: Lidia Fernández

   En cuánto al espectador de su obra, en su tendencia a buscar “parecido” para dar “sentido“, puede sentirse inclinado a conectar la subjetividad material de la obra de CECILIA PUNZO con la realidad, por medio de alusiones a algo ya vivido, a recuerdos o visiones más o menos conscientes. Su tendencia a etiquetar, a clasificar todo, le lleva siempre  a buscar en toda obra abstracta una referencia Figurativa, una imagen no específica o ambigua para estas superficies.

   Pero, en opinión de Rafael Peralbo Cano, son numerosas las ocasiones en las que la imagen evoca ciertas construcciones ajenas totalmente a la obra: ciertos elementos oceánicos, como una suerte de “orillas cósmicas”, o una especie de espacio interestelar, centros de energía y puntos de concentración celestes, e incluso en algunas ocasiones, pueden evocar ciertos paisajes de naturaleza caprichosa. […] al mismo tiempo, las imágenes entrañan una cualidad atmosférica que desafía, sin llegar a destruirlo, el sentido del gesto.

   Luego, el argumento en una obra de Arte siempre está  presente en la misma, aunque en ocasiones aparezca subordinado o sea la excusa para desarrollar una composición plástica, en la que se puede alcanzar una libertad total y absoluta previa renuncia a la representación. Hallándonos así ante formas de expresión, donde el verdadero tema es el proceso artístico en sí. La acción creativa, conjuntamente con la resolución técnica, permite dar rienda suelta a la expresividad investigando los resultados de la gestualidad, creando en estos casos obras que representan el sentimiento emocional que posee CECILIA PUNZO en el momento de ejecutar su obra.

LA PERSISTENCIA DE LA MEMORIA

LA PERSISTENCIA DE LA MEMORIA por Cecilia Punzo. Foto: Lidia Fernández

   Es más, el hecho de que en la Artista prime la expresión y la gestualidad sobre los contenidos formales e incorpore el elemento subjetivo de lo personal, propicia la vivencia del acto de crear, fusionando el arte y la vida. Forma, color, volumen, composición o dibujo se convierten en planteamientos auxiliares de los cuales puede prescindirse y aparecen subordinados a la revelación contenida en el acto. Los cuadros de CECILIA PUNZO apuntan a constituir  la superficie cerámica como un mundo, un espacio, una arena en la que obrar más que un campo en el que reproducir, reinventar, analizar o expresar un objeto real o imaginado. En este sentido, el barro es el lugar para un acontecimiento, no para un cuadro.

   Fuente: Dossier Área de Exposiciones. Centro de Cultura Contemporánea. Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Deporte. Universidad de Granada.

   Si os ha gustado compartidlo.

   Muchas Gracias.

Adrián De La Fuente Lucena

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s