EL EXTRAÑO

   ” […] yo quería un final directo, propio de una tira de cómics”. Orson Welles

Imaden El Extraño    Contundente alegato contra los criminales nazis huidos de Alemania y escondidos en diversas partes del mundo, EL EXTRAÑO narra la caza del inspector Wilson al criminal nazi Frank Zindler, al que cree haber encontrado en la persona del profesor Charles Rankin, casado con la hija del juez local de una pequeña ciudad de Connecticut. Su tensa trama da pie a un relato pletórico de intriga que, a ratos, parece deudor de una de las mejores obras de Alfred Hitchcock de esa misma época, La sombra de una duda (Shadow of a doubt, 1943), sobre todo en lo que se refiere a la ambientación en una pacífica comunidad norteamericana.

Imagen El Extraño   Aunque Hitchcock en general y La sombra de una duda en particular son más elegantes y sutiles en su incisivo dibujo de un determinado modo de vida de cierto sector de la población rural norteamericana, mientras que el Welles de EL EXTRAÑO es más abrupto y directo a la hora de dibujar ese contexto socio-cultural. Hay algunos excelentes apuntes al respecto en lo que se refiere a la descripción de algunos personajes secundarios del pueblo. Por ejemplo Mary. No es casual que Kindler la haya elegido como “tapadera” para casarse con ella, pues en el fondo Mary es casi una palurda que ni sabe nada del nazismo ni, como ella misma confiesa, jamás ha visto a un muerto, y cuya toma de conciencia de la situación pasa por un proceso de abolición de todos y cada uno de sus acomodados tics pequeño-burgueses: su idea del amor (parece claro que Kindler ha sido el único varón que ha habido hasta ahora en su vida), del hogar (todo lo relativo a su perro Red) y de la familia (resulta significativo ese momento en que, después de que Wilson la haya instruido sobre la verdadera identidad de su esposo, Mary busque refugio en los brazos de su padre, el juez Adam Longstreet (Philip Merivale), como si todavía fuese una niña.

   Otro aspecto llamativo de EL EXTRAÑO es que el título del mismo es aplicable tanto a Kindler como su perseguidor, Wilson. Hace referencia a ambos, pues si por un lado Kindler es un elemento extraño en la pacífica y convencional población donde se ha escondido, no lo es menos Wilson con su injerencia, sus pesquisas y, al igual que su antagonista, su habilidad para mentir, para adoptar asimismo una falsa identidad, con tal de conseguir sus propósitos. Hay momentos en los cuales no está tan claro quién es más siniestro: si Kindler, quien, para seguir manteniendo su anonimato, no duda en recurrir al asesinato, o bien Wilson, el cual en su afán de capturar al primero hace gala de una fiera determinación y no poca crueldad.

Imagen El Extraño   Como es habitual en el director, su visión e interpretación del protagonista está más cerca de los “malvados” que jalonan su obra que de un ideólogo del nacionalsocialismo. En cierta manera, el afán criminal de Kindler es equiparable al ansia de poder de Kane, desde el momento que ambos viven permanentemente obsesionados por hacer realidad sus oscuros propósitos.

   La fascinación de Welles por los personajes turbios y negativos hace que éstos sean a menudo más interesantes que los positivos: “Siempre es posible sentir simpatía por una persona despreciable, porque la simpatía es humana, de ahí mi tendencia a buscar personas por las que no disimulo en absoluto mi repugnancia”; así ocurre con el perverso Kindler frente al anodino inspector Wilson, cuya relación anticipa la que mantendrán Quinlan y Vargas en SED DE MAL.

    Ficha Técnica:

  • the-stranger-posterAño.- 1946.
  • Duración.- 95 minutos.
  • País.- EE.UU. 
  • Género.- Drama.
  • Título Original.- The stranger.
  • Director.- Orson Welles.
  • Argumento.- Victor Trivas y Decla Dunning.
  • Guión.- Anthony Veiller (y John Huston & Orson Welles).
  • Fotografía.- Russell Metty (B/N).
  • Montaje.- Ernest Nims.
  • Música.- Bronislau Kaper.
  • Productor.- Sam Spiegel (como “S.P. Eagle”).
  • Producción.- Haig Corporation International Pictures para RKO.
  • Intérpretes.- Orson Welles (Franz Kindler/Charles Rankin), Edward G. Robinson (inspector Wilson), Loretta Young (Mary Longstreet), Billy House (sr. Potter), Richard Long (Noah Longstreet), Konstantin Shayne (Konrad Meinike), Philip Merivale (juez Alan Longstreet), Byron Keith (dr. Lawrence), Martha Wentworth (Sarah).
  • 1 candidatura a los Oscars: Guión Original.

   Curiosidades:

  • Welles sugirió que el inspector fuese una mujer y rodar un prólogo en Sudamérica para proporcionar un contexto a la caza de los criminales nazis, pero sus ideas fueron rechazadas: “Quería que el papel de funcionario interpretado por Robinson fuera hecho por Agnes Moorehead. Pensé que sería más interesante tener a una vieja solterona como cazadora de nazis…pero no pude persuadirles de ello. Creo que Robinson es uno de los mejores actores de cine de todos los tiempos, pero su presencia en el reparto era demasiado obvia (…) Trabajé en todo el guión durante la revisión general con Anthony Veiller y Spiegel. Escribí todas las escenas en la droguería, así como los dos o tres primeros rollos de la película, que fueron cortados casi por entero porque no tenían que ver con la historia de la ciudad. Fueron Spiegel y Goetz los que decidieron su eliminación. Se filmó pero decidieron suprimirlo: una gran persecución en América del Sur, con toda una serie de sucesos muy excitantes, como en sueños…creo que fue un gran error (…).”
  • También fue descartada su idea de rodar una parte del film en los lugares en que se sitúa la historia, a pesar de que eso hubiera reforzado la credibilidad de la atmósfera urbana del film.
  • Su única libertad de acción tuvo que ver con la imagen, confiada al, por entonces, poco conocido director de fotografía Russell Metty, que consigue destacar a los personajes con fuertes contrastes de sombra y luz, dotados de una singular movilidad, capaces de transmitir a la imagen la sensación de una extremada inestabilidad; y el hecho de poder mostrar, por primera vez en un film de ficción, fragmentos reales de documentales de los campos de concentración: “En principio estoy en contra de ese tipo de cosas, de explotar la verdadera miseria, la agonía o la muerte, para un espectáculo de entretenimiento. Pero en este caso pienso que cada vez que se le dé al público la oportunidad de ver tomas reales de un campo de concentración con la excusa que sea, es un paso más hacia delante. La gente no quiere saber que esas cosas ocurrieron”.
  • EL EXTRAÑO fue una película inédita en los cines españoles pero emitida por televisión. Sus referencias al nazismo y, de pasada, a la guerra civil española, impidieron su estreno en la España de Franco.

00.CARTEL CICLO OCTUBRE2-ORSON WELLES 2015 (50x70cm a 72 px)   Fuentes: Cuaderno del Cine Club Universitario. Centro de Cultura Contemporánea. Vicerrectorado de Extensión Universitaria. Universidad de Granada.

   Si os ha gustado este post os animamos a compartirlo para que el mayor número de personas posible asistan y disfruten hoy de esta película que inicia el ciclo MAESTROS DEL CINE CLÁSICO (VIII): ORSON WELLES (en el centenario de su nacimiento), organizado por el Cine Club Universitario del Centro de Cultura Contemporánea de la Universidad de Granada, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias, a las 21:00 horas. Versión original en inglés con subtítulos en español.

   Muchas Gracias.

Anuncios

Un pensamiento en “EL EXTRAÑO

  1. Pingback: SED DE MAL | CULTURA CONTEMPORÁNEA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s